La resonancia magnética (RMI) utiliza un campo magnético y ondas de radio para producir imágenes detalladas del cuerpo. Las imágenes potenciadas en T1 y T2 se diferencian por sus tiempos de relajación longitudinal y transversal. El Tiempo de Repetición (TR) y el Tiempo de Eco (TE) son cruciales en la calidad de la imagen. Las imágenes T1 detallan la anatomía, mientras que las T2 detectan lesiones con alto contenido líquido. Comprender estos conceptos mejora el diagnóstico y tratamiento médico.