Uncategorized

Ventilación Mecánica | Funcionamiento y Normatividad

¿Qué sucede cuando un paciente es incapaz de respirar eficientemente por sí mismo? En tiempos remotos, la alternativa prevalecía principalmente en una técnica que consistía en abrir la tráquea e insuflar aire para proveer ayuda a los pulmones. Hoy en día, gracias a los avances tecnológicos perpetuados durante el último siglo, un paciente puede ser asistido de manera menos invasiva y automática, a través de la ventilación mecánica.

La ventilación mecánica es un procedimiento de intervención que consiste en la asistencia pulmonar mediante un dispositivo médico. Representa una de las técnicas más importantes en las unidades de cuidados intensivos, y es de vital relevancia que todo integrante de la comunidad médica integre conocimientos sobre su funcionamiento y las normas oficiales correspondientes.

En este artículo encontrarás una descripción sobre el proceso de la ventilación mecánica, y las disposiciones normativas sobre su uso en los entornos hospitalarios.

Ventilación Mecánica

Objetivos de la ventilación mecánica

La ventilación mecánica busca proveer el auxilio pulmonar a un paciente que está recuperando sus capacidades respiratorias. Los objetivos de esta intervención se pueden dividir en dos tipos: fisiológicos y clínicos.

Objetivos fisiológicos:

  • Mantener, normalizar o manipular el intercambio gaseoso: el aire fresco entrante en los pulmones.
  • Mejorar la oxigenación arterial: la cantidad de oxígeno prevaleciente en la sangre.
  • Incrementar el volumen pulmonar: apertura y distención de los pulmones.
  • Reducir el trabajo respiratorio: eliminar cargas para el músculo ventilatorio.

Objetivos clínicos:

  • Restaurar los niveles de oxígeno sanguíneo (hipoxemia).
  • Corregir los niveles de dióxido de carbono mediante la regulación de la frecuencia respiratoria (acidosis).
  • Aliviar la dificultad para ejecutar la respiración (disnea).
  • Prevenir o resolver colapsos pulmonares (atelactasia).
  • Revertir la fatiga de los músculos respiratorios.
  • Permitir la sedación y el bloqueo neuromuscular.
  • Disminuir el consumo de O2 sistémico o miocárdico.
  • Reducir la presión intracraneal.
  • Estabilizar la pared torácica.

 

¿En qué consiste la ventilación mecánica?

La ventilación mecánica es un procedimiento compuesto de tres fases principales que conocemos como ciclo ventilatorio. Este proceso se lleva a cabo gracias al uso de sistemas de ventilación artificial, conocidos como ventiladores mecánicos, generando un circuito paciente/máquina que debe funcionar de forma continua y monitorizada.

 

Las etapas de la ventilación mecánica, son, a grosso modo, las siguientes:

  1. Insuflación. El ventilador mecánico genera una presión sobre un volumen de gas y lo moviliza insuflándolo (introduciéndolo) en el pulmón a expensas de un gradiente de presión (es decir, el gas se desplaza desde una zona de mayor presión, a otra de menor presión). La presión máxima se llama presión de insuflación o presión pico (Ppico).

2. Meseta. El gas introducido en el pulmón se mantiene dentro (pausa inspiratoria) durante un tiempo para que se distribuya por los alvéolos (imagen). Por lo tanto, el sistema paciente-ventilador queda cerrado y en condiciones estáticas; la presión que se mide en la vía aérea se denomina presión meseta o presión pausa.

3. Deflación. En este punto sucede el vaciado del pulmón; este es un fenómeno pasivo, sin intervención de la máquina, causado por la retracción elástica del pulmón insuflado (es decir, la tendencia del pulmón a retornar a su estado natural, como un resorte). Los respiradores incorporan un dispositivo que mantiene una presión positiva al final de la espiración para evitar el colapso pulmonar (mantener abierta la tráquea), es lo que conocemos por PEEP (Positive End Expiratory Pressure).

Normatividad de la ventilación mecánica

La NORMA Oficial Mexicana NOM-025-SSA3-2013, para la organización y funcionamiento de las unidades de cuidados intensivos, establece que toda UCI adultos debe contar con un ventilador mecánico de presión y de volumen, en cantidad suficiente para cubrir las necesidades del servicio, y un ventilador de transporte. A su vez, la misma norma establece, para las UCI pediátricos, la necesidad del siguiente mobiliario:

  • Ventilador de presión, de volumen y de alta frecuencia, en su caso, con monitoreo de curvas de ventilación, en cantidad suficiente para cubrir las necesidades del servicio.
  • Ventilador de transporte, en su caso, puede ser utilizado el ventilador estacionario de presión y volumen, siempre y cuando tenga capacidad de autonomía.

Además, también existen especificaciones de equipo médico para las UCI neonatales:

  • Ventilador pediátrico/neonatal, imitado por presión convencional y que cuente con modo de alta frecuencia oscilatoria. Debe contar con humidificador, nebulizador, sensor de flujo y de temperatura del aire inspirado que llega a las vías aéreas del neonato, por módulo.
  • Ventilador de transporte neonatal electrónico controlado por presión con:
  1. Mezclador de gases para proveer fracción inspirada de oxígeno del 21 al 100%.
  2. Respaldo de batería de 5 horas como mínimo.

Por otro lado, la Norma Oficial Mexicana NOM-006-SSA3-2011, para la práctica de la anestesiología, apunta que, entre el equipo médico de un quirófano, debe haber un “ventilador transoperatorio adecuado a las necesidades del paciente; circuito de reinhalación con sistema canister; monitor para cuatro trazos, uno específico para presión arterial invasiva y vaporizador.”

Por último, la siguiente es una tabla expedida por la CENETC, que muestra normas de carácter internacional que competen a la ventilación mecánica:

Normas Ventilación Mecánica

 

Equipo Médico Recomendado

Es importante contar con quipos médicos de alta fiabilidad para la ejecución de la ventilación mecánica en las UCI. Tal es el caso de las unidades de las líneas Acutronic e Intermed, que cuentan con ventiladores seguros, eficaces, y destinados a distintos escenarios y tipos de ciclados.

 

Ventilador Pediátrico Alta Frecuencia y Convencional Fabian HFO

Ventilador Pediátrico Convencional Fabian nCPAP Evolution

 

Síguenos en Facebook

Facebook CEMSA

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *