Uncategorized

Termorregulación Neonatal | Recomendaciones y Equipo Médico Especializado

La termorregulación (modificación autónoma de la temperatura en los organismos vivos) es un proceso físico crucial para la vida durante los primeros días del recién nacido, razón por la cual se han introducido medidas de control térmico en hospitales, generando una disminución del 68% al 38% en el número de incidentes mortales en neonatos. Sin embargo, el uso de la información al respecto y las estrategias implementadas para mantener la temperatura normal no han sido capaces de sofocar por completo la morbimortalidad causada por afecciones como la hipotermia o la ictericia, que siguen presentándose en niños de muy bajo peso de nacimiento.  Por esto, el uso de equipo médico especializado e información científica oficial es un requisito imprescindible en todo personal médico inmiscuido. A continuación, te presentaremos información respecto a recomendaciones y equipo médico avanzado como herramientas de optimización en la práctica de la termorregulación neonatal.

 x
Temperatura normal del recién nacido

Según la OMS, el valor de la temperatura corporal central normal en el recién nacido, considerando la temperatura axilar y rectal, es de 36.5 – 37.5 °C. La temperatura de piel, según la Academia Americana de Pediatría, considerando la temperatura abdominal, es de 36.0 – 36.5 °C. De acuerdo a las recomendaciones de organismos internacionales, los termómetros de mercurio no deben ser utilizados por representar un riesgo para el medio ambiente.
Actualmente se aconsejan termómetros digitales usándolos según recomendaciones del fabricante.

x
Termorregulación

 Características clave en relación a la edad gestacional

  • Recién nacidos menores a 28-29 semanas de edad gestacional. Tienen dificultad para producir calor en respuesta al frío. Por ello, necesitan temperaturas medioambientales elevadas, más altas cuanto menor es el peso del niño al nacimiento.}

x

  • Recién nacidos mayores a 29-30 semanas de edad gestacional. En comparación al grupo anterior, poseen mayor capacidad de aumentar o disminuir la producción de calor con objeto de mantener su temperatura corporal a pesar de las variaciones de temperatura de su entorno, pero aún manteniendo riesgo de alteraciones de la termorregulación.

xx

Equipo médico especializado para termorregulación neonatal

Incubadora

Las incubadoras actualmente son el equipo médico más frecuente para termorregular y monitorear al niño. Los siguientes puntos atañen a información y recomendaciones para su mayor aprovechamiento:

  • La mayoría de los procedimientos invasivos se deberían de realizar a través de las ventanas del equipo.
  • El calentamiento del aire se ejecuta por medio del mecanismo de convección.
  • Es recomendable mantener siempre la incubadora precalentada a 34ºC – 36ºC, disponible para un niño prematuro o enfermo que nace inesperadamente.
  • En el momento del aviso de ingreso de un recién nacido, la humedad ambiental de la incubadora debe ser de 80-85% en recién nacidos de muy bajo peso y 70-75% en recién nacidos > 33 semanas.
  • El recién nacido debe estar desnudo para permitir que el calor de la incubadora sea efectivo.
  • Pueden funcionar con control de la temperatura del aire (servo control de aire) o control de temperatura del niño (servo control de piel). La incubadora de única pared requeriría una temperatura mayor del aire por el enfriamiento de la pared exterior que las incubadoras de doble pared (más útil para recién nacido < 1500 gr).

Un ejemplo de incubadora ideal para la termorregulación neonatal es la Incubadora Natal Care ST-LX.

Incubadora Natal Care ST-LX

xxxxxxxxxIncubadora Natal Care ST-LX

Cunas de calor radiante o Servocunas

Las cunas de calor radiante poseen características oportunas para la termorregulación neonatal: fácil accesibilidad, sin interrupción de la fuente de calor, útil en sala de partos y unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN): postoperatorios de CEC, laserterapia, cirugía de ductus, onfalocele, gastrosquisis, extrofia vesical, RNT con múltiples drenajes, sondajes, vías centrales. Para el mejor uso de este equipo médico hemos recopilado las siguientes recomendaciones:
x
  • Antes de colocar al recién nacido en la cuna de calor radiante, es necesario encender el equipo anticipadamente para que el colchón y la sábana estén calientes.
  • En los lugares donde esté disponible el colchón térmico, la temperatura del colchón debe de programarse a 36.5º – 37ºC (por conducción).
  • El calor por radiación será con potencia adecuada a las necesidades del niño.
  • Al no poder controlar la humedad, considérese el aumento de las pérdidas insensibles de agua en el manejo de líquidos del recién nacido (evaporación).
  • No se recomienda el uso de cuna de calor radiante para el gran pretérmino. En la práctica solo se aconsejan para el nacimiento. Pasar al niño a incubadora en el ingreso de la UCIN.
  • Tener levantadas las paredes laterales de la cuna de calor radiante para crear microclima y evitar corrientes de aire (convección).

Un ejemplo de cuna de calor radiante ideal para la termorregulación neonatal es la Cuna de calor radiante SM-401.

Cuna de Calor Radiante SM-401

xxxxxxxxxCuna de Calor Radiante SM-401

 

Para más información sobre incubadoras y servocunas de alta tecnología visita https://cemsa.com.mx/categoria-producto/incubadoras/

 

   Síguenos en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *