Uncategorized

Sistema RPBI

Tratamiento de RPBI

¿Qué es un sistema de RPBI?

 

RPBI es la abreviatura que refieren a una clasificación para nombrar los desechos que significan un riesgo para la salud y el medio ambiente. El significado de sus siglas es Residuos Peligrosos Biológicos Infecciosos y de acuerdo con la NOM-087-ECOL-SSA1-2002, un residuo debe contener agentes biológico infecciosos para ser considerado RPBI.

Según la norma anteriormente mencionada, “cualquier organismo que sea capaz de producir enfermedad” es considerado un agente biológico-infeccioso, por lo que los siguientes agentes son considerados como tal:

 

  • Sangre

La sangre líquida, las células progenitoras, hematopoyéticas y las fracciones celulares o acelulares de la sangre resultante (hemoderivados).

 

  • Cultivos y cepas de agentes biológicos-infecciosos

Refiere a los cultivos generados en la producción y control de agentes biológico-infecciosos, en procesos de diagnóstico e investigación, así como cualquier utensilio desechable utilizado para los mismos fines.

 

  • Patológicos

Cualquier órgano o tejido que no se encuentre en formol y que se haya extirpado durante una necropsia o intervención quirúrgica; así como cadáveres y partes de animales contagiados con agentes enteropatógenos. De igual forma, las muestras biológicas tomadas para análisis químico, microbiológico, citológico e histórico, excepto orina y excremento.

 

  • Residuos no anatómicos

Cualquier envase o recipiente desechable que restos de sangre, materiales de curación empapados, goteando sangre o líquido sinovial, líquido pericárdico, líquido pleural, líquido céfalo-raquídeo o líquido peritoneal. Así mismo, materiales desechables que contengan esputo, secreciones pulmonares y cualquier material utilizado para contener los mismos.

 

  • Objetos punzocortantes

Tubos capilares, navajas, lancetas, bisturís y cualquier tipo de agujas de hayan estado en contacto con humanos y animales o sus muestras biológicas; excepto material de vidrio roto utilizado en el laboratorio, el cual debe desinfectarse y ser dispuesto como residuo municipal

 

Identificación y envasado de los residuos

Los residuos deben de ser identificados por el personal que los utilizó, en el sitio y momento en que se originaron. Esto con la finalidad de no realizar una reclasificación y disminuir los riesgos del personal que recolecta los residuos. La separación se realiza de acuerdo a su estado físico y su tipo.

Una vez identificados, los residuos son envasados en recipientes y bolsas, que a su vez se clasifican por colores. Esto se debe a que los RPBI tienen diferentes procesos de disposición final.

 

Almacenamiento temporal

Dentro de las unidades médicas se debe establecer un sitio para los RPBI, mismos que deberán ser almacenados en contenedores y permanecer cerrados todo el tiempo.

El área de almacenamiento para los RPBI debe estar claramente señalizada y los contenedores identificados dependiendo el residuo que contengan, así mismo, no deben permanecer en el hospital por más de 7 días.

Los encargados de recolectar y manejar dichos residuos deben de estar capacitados y protegidos con el equipo necesario, así como respetar la ruta establecida para el traslado de los residuos hasta el área de almacenamiento temporal, evitando siempre pasar por la sala de espera o en horarios de comida de los pacientes.

 

Tratamiento de RPBI

Algunos de los RPBI pueden ser tratadas en la misma unidad médica utilizando una autoclave. Se colocan las bolsas rojas bien cerradas “a 121° centígrados con 15 libras de presión durante 30 minutos”.

La manera mas efectiva de tratar los residuos biológico infecciosos, es por medio de un sistema de tratamiento RPBI, el cual tritura los residuos para posteriormente tratarlos con inyección de vapor húmedo saturado. Al final del ciclo de tratamiento, los residuos sólidos se convierten en basura común y pueden ser depositados en cualquier contenedor. Los líquidos filtrados se pueden evacuar por el desagüe.

En caso de que la unidad médica no cuente con un autoclave, los residuos deberán de almacenarse temporalmente hasta ser recolectado por el personal capacitado.

 

Transporte externo y disposición final

Los RPBI tratados dentro del hospital mediante procedimientos de desinfección pueden ser desechados como basura común. En tanto los RPBI sin tratamiento deberán ser trasladadas  por empresas recolectoras autorizadas, para después ser tratadas por métodos que aseguren la anulación de agentes biológicoinfecciosos.

Es de suma importancia conocer cómo llevar a cabo el manejo adecuado de residuos biológico-infecciosos, pues significan un riesgo para la salud de la población dentro y fuera de las unidades médicas. Del mismo modo, la capacitación y la utilización del equipo necesario ayudará a disminuir los riesgos para el personal involucrado y ayudará a mantener un medio ambiente saludable y libre de riesgos para la población en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *